Mi problema con el aumento de peso

by - 23 febrero



¡Buenos días soñadoras! ¿Qué tal la semana? ¡Espero que muy productiva! Hoy voy a retomar una historia que empecé a contaros en el año 2012. 

Hace un par de días, realicé una publicación Instagram stories (@mvesblogcontando que llevo 15 días con del calendario entrenamiento para principiantes de Gym Vitual, y a pesar de que no esperaba ver resultados tan tempranos, los hay, justo fue el motivo por el que me animé a contaros este nuevo reto, y a raíz de ahí he visto que os ha interesado este tema.

Si me seguís desde hace mucho, conocéis la historia, o por lo menos, os suena, pero si llegasteis más tarde de esa fecha, es probable que no sepáis cuál es una de mis peores pesadillas, por ello, hoy he rescatado este post de fondo del archivo, para actualizar su información y que sepáis como ha sido mi evolución.



La subida y bajada de peso es mi peor pesadilla

Si pusiera las fotos de mi vida en un carrusel y lo pasara rápidamente de delante a atrás,  mi aspecto físico sería como un acordeón, subiendo y bajando de peso por épocas. Nunca fui espigada, ni esbelta, ni de muy niña, ni de adolescente, si he tenido épocas de ser bastante delgada y de estar en un peso adecuado, pero siempre con esos pequeños defectos que alertaban, sobretodo en la parte del tronco, concretamente abdomen y brazos, que siempre tuvieron exceso de grasa y es lo primero resalta y me noto cuando los quilos suben. 

Generalmente los periodos de subida de peso coinciden con épocas en las que he tenido que afrontar  algún mal trago, momento difícil o simplemente mucho estrés, y es que padecer de ansiedad también me influye muchísimo. 

No voy a remontarme a todos esos momentos en los que he tenido que realizar un esfuerzo por controlar el peso, porque seria ir demasiado atrás, así que voy directamente al peor, a ese momento en el que se me fue de las manos y llegué a tener sobrepeso, porque es en ese momento en el que tuve que tomar una decisión drástica en de mi vida. 


¿Por qué llegué al sobre peso?

Ocurrió entre los 20 y los 24 años, coincidiendo con una operación de corazón, el inicio de mi nueva vida en Galicia, el marcharme a estudiar lejos del núcleo familiar, y momento en el que comencé mi relación con Rubén.

En 2017 llegue a Galicia en forma y pesando 54kg, mis dos últimos años en Barcelona, antes del traslado, habían sido duros e intensos, en los que tuve que ser muy consciente de la necesidad de cuidarme, no solo porque hacía poco que había tenido que adelgazar, si no porque me restringieron el ejercicio físico que hacía dos o tres días a la semana en clases de aeróbico, al confirmarme que tenían que operarme del corazón. ¿Por qué? 

A los ocho años me encontraron una comunicación interauricular, y aunque esto entonces no era muy preocupante, ya que podía repararse con el crecimiento, finalmente no fue así, y con 17 años me confirmaron que en pocos meses me operarían. Este es otro de los factores para esas subida y bajada constante, ya que desde los 8 años los médicos y mis padres decidieron limitar mis esfuerzos físicos permitiéndome tan solo ejercicio más moderados, y tuve que despedirme de mis clases de natación, competiciones de baloncesto y baile.

Tras la operación me suprimieron el ejercicio físico durante algunos años, y eso, sumado a que en mi nueva vida me relajé por completo y me limité tan solo a disfrutar olvidándome de restricciones en mi alimentación llegue a pesar 85kg, y ahí fue mi límite, tenía que hacer algo.  



Perder 25kg en pocos meses

Cómo perdí 25 kilos algunos meses

Gracias al apoyo de Rubén, el principio del verano de 2012 marcó el inicio de empezar con una nueva alimentación, y aquí llega lo importante.  Nada de dietas milagro, tan solo tuve que reeducar mi alimentación, aprender a comer, para pasar de los 85 kilos a los 60 en algunos meses. 

"Pase de pesar 85kg a 60kg"

Evidentemente, esto supuso un esfuerzo y la voluntad de querer cambiar malos hábitos, pero una vez adaptada ahora no lo cambiaría por nada.  


Como adelgazar 25kg en 8 meses


Primera fase; cálculo de calorías

Los primeros meses supusieron la mayor perdida de peso, debido al cambio de alimentación y al control de la ingesta de calorías.

NOTA: ¡Acudir a un medico o nuticionista antes de empezar nada por vuestra cuenta! 
Somos distintos y se debe afrontar cada caso de forma personalizada. 

Me hicieron el cálculo de las calorías que mi cuerpo necesitaba para una rutina diaria con el volumen y peso que tenía en ese momento, eran unas 1500kcal, y con la alimentación cubriría unas 1200kcal y las 300kcal restantes se consumían de las reservas de mi organismo. Cada quincena me pesaba y calculaba de nuevo mi volumen, viendo la perdida en ambas cosas, si era necesario, volvíamos a calcular la cantidad de calorías.

Obviamente esta parte fue la más engorrosa, dado que no solo debía aprender a comer bien, si no que estaba a obligada a pesar alimentos y calcular calorías, pero al final, merece la pena, sirve de mucha ayuda para conocer las cantidades y aplicarlo después a tu rutina de por vida.

Una vez llegue a un peso adecuado para mi, mantuve mi alimentación pero dejé de contar calorías. Ahora se que cuanto comer para no pasarme, y obviamente, hay fechas y momentos en los que hay excesos y comidas copiosas, y eso os lo enseñé a controlar en el siguiente post.



cómo controlar tu peso después de una comida copiosa




Segunda fase: Aprender a comer de forma saludable

Para aportar las calorías justas sin sobrepasarse, es necesario saber cuales son los alimentos adecuados y cuando se deben tomar.

Decir de antemano, que no fue algo pasajero de ese momento para perder los quilos deseados, esta forma de alimentación me acompaña desde entonces, y ya para toda vida, podré hacer cambios para mejorar, introducir nuevos ingredientes, o cambiar alimentos por salud, pero la base me acompañará siempre.

Como prácticamente de todo y privándome de pocos alimentos, y es es la clave ya que las estrictas restricciones de las dietas milagro no se pueden mantener mucho tiempo, lo que sí evito en todo lo posible, cualquier alimento comercial enriquecido en azúcares, y no, no penséis en bollería únicamente, porque es increíble la cantidad de derivados azucarados que se emplean en tantos y tantos alimentos procesados, especialmente en los famosos “light”.

"El truco está en comer de todo, pero en el momento adecuado."

Desde que me levanto a mediodía tomaré mayor porcentaje en hidratos de carbono y azúcares. Por ejemplo; cereales; pan, pasta, arroz, y también otros alimentos como leche, patatas, fruta...

Después del mediodía a la noche mi alimentación será más elevada en grasas sanas y proteínas. Parece simple, ¿verdad?

Si necesitáis más información sobre este punto, porque os confunden los términos, podéis escribirme.



Tercera fase: Hacer ejercicio físico.

Esta es la parte con la que no he sido constante desde la pérdida de los 25kg. He de reconocer que durante el proceso de perderlos no realicé entrenamientos, hice ningún ejercicio físico más allá de esforzarme más por mantenerme activa, en el sentido de bajar y subir siempre por escaleras, e ir a todos lados andando. El mérito de la bajada de peso inicial fue en un 90% por la alimentación, lo que no dice nada bueno de lo mal que comía hasta entonces. 

Posteriormente he tenido épocas de intentar incluir el deporte en mi rutina, probé con distintos entrenamientos que funcionaron (ver aquí), pero me cansé porque suponían el esfuerzo de prepararme mis propias rutinas y sentía que no lo hacia bien, sin el apoyo de un entrenador personal, volví a la natación pero me quitaba demasiado tiempo, y lo mismo con clases de zumba. 

La verdad es que los años que suprimí el ejercicio físico debidos a la operación, me volvieron perezosa, y esa falta de motivación para hacer ejercicio físico, es una de las piedras de mi camino, y es mi reto reto a superar este 2018. 



¿A qué me enfrento en 2018?

Sigo manteniendo muy bien la rutina de alimentación, una vez superadas las dos primeras fases ya quedó introducido como un habito, y perdido el peso que podía perder comiendo de forma sana, no seguí bajando, pero si lo mantuve mucho tiempo mientras tenia una vida bastante activa. 

Eso cambió cuando en 2015 abrí Dream Up, mi agencia creativa, me centré casi en exclusiva a dedicar todos mis esfuerzos en crecer con ella y con MVESblog, y eso me retuvo infinidad de horas sentada frente un ordenador. Estuvo muy bien prosperar en mi profesión, pero me olvidé de poner un límite, y eso a supuesto un nuevo descuido que me ha llevado a aumentar, desde entonces, casi 10kg.

Ahora se que ya no basta solo con comer de forma saludable, porque ya lo hago, ahora tengo que moverme y poner en marcha esa tercera fase que llevo mucho posponiendo. Y si hace falta, tomaré otras medidas, pero de todo os iré informando. 

Pronto espero hacer otro post contando que estoy cumpliendo objetivos, que hay resultados y resolveré todas las dudas que necesitéis. Mientras, os iré dando pinceladas y mucha información en Instagram. 



¡Espero que os haya servido para motivaros! 
Responderé a vuestras preguntas encantada. 


12 Comentarios

  1. Si, vienen bien los consejos!
    besos

    ResponderEliminar
  2. Vaya! enhorabuena por la bajada de kilos! Es uan pasada bajar tanto tan rápido, yo también quería bajar unos 10 kilos o así y creo que voy a seguir tu método! :D
    Te sigo!!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/04/2012

    Me gusta lo que harás con la sección de cocina, así nos ayudarás a quitarnos esos quilos del veranito ;) Sigue así con tu dieta, ánimo!

    Besos,
    maltisse♥

    ResponderEliminar
  4. Vaya pasada, ya te note las fotos del último post como mas delgadita! Me alegro mucho guapa!! Aunque no hay que obsesionarse con esas cosas...
    La verdad es que el verano hace estragos, yo prefiero tirar por el ejercicio, comer mas variado pero sin privarme de nada, no renuncio a un buen plato de comida! :)
    Muchisimos besos Yania!!!
    Lucia Gallego Blog

    ResponderEliminar
  5. Que importante es comer bien !
    muy chulo el post, que interesante Yania !
    y enhorabuena por esa bajada de kilos .

    Besos


    http://www.thetrendysurfer.com/

    ResponderEliminar
  6. Que post mas genial, estoy de acuerdo contigo en todo!
    http://theartist-mona.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena por tus -10kg! te entiendo muy bien...yo ahora delgadita no estoy, pero estoy en mi peso, cuando era una adolescente perdi 13 kg y desde entonces he cambiado mucho mis habitos, entre semana como muy sano para permitirme mis caprichos el finde sin engordar jaja
    Si tu cuerpo tiene esa tendencia hay que cuidarse y pensar que es salud!! A parte de verte divina de la muerte jajaja
    Estoy deseando esos consejitos ;d
    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. Yo soy al reves!!!Intento engordar!!!!jajaj

    te sigo!Un besazo guapa

    http://beautyposhblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. BUEN Blog y felicidades porque cambiaste de hábitos alimenticios :)

    saludos,
    www.dtripazcorazon.com

    ResponderEliminar
  10. Lindo blog querida! Gracias por pasar por mi blog! el tuyo me gusta mucho y te SIGO desde ya por GFC!Sigueme tambien y Mantengámonos en contacto!
    besos desde Miami,
    Borka
    www.chicfashionworld.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola guapa! Para mi tienes mucha fuerza de voluntad, yo también he sido un poco yo-yó con el peso.

    Yo tampoco había sido una una chica delgada, mi peso "normal" eran unos 60kg. Cuando empecé a trabajar en Atrápalo me relajé y en 2 años engordé 20kg. Mi máximo fueron los 80kg, pero como ya te comenté por IG, mi perdida de peso no fue voluntaria y hasta que me dectectaron lo que tenía, llegué a los 50kg.
    Y luego solo me faltaron los nervios de la boda para llegar a los 48kg, sinceramente, ahora veo las fotos y me veo enferma.

    Ahora que ya tengo mis intolerancias controladas y ya tengo claro lo que puedo comer, he recuperado un poquito de peso, estoy en 52kg y tengo que confesar, que me da miedo seguir engordando. No me gustaría volver a estar como estube, aunque con la dieta tan limitada que tengo (nada de azúcares ni lácteos), creo que lo tengo complicado. Aún así, el miedo no desaparece.

    Ahora mi pareja y yo nos estamos planteando hacer ejercicios juntos en casa, a ver si juntos nos motivamos más jeje

    ¡¡Mucho ánimo!! Deseando ver los resultados que seguro que son muy positivos.


    BB.
    Marta

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante el post
    Besos guapa

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! Déjame el enlace a tu blog y te seguiré encantada.
Thanks for your lovely comment! Leave me the link to your blog and I'll follow you as well.