Las marcas que quieren aprovecharse de los bloggers

by - 18 mayo

Cómo abusan las marcas de los influencers.


Hola soñadoras. La mayoría de las veces, lo más sensato es respirar hondo y relajarse antes de exponer algo que te molesta, o bien, te cabrea profundamente. 

Así decidí hacer antes de escribir este post, porque el lunes no pude evitar desahogarme en caliente por mis redes sociales, pero si me pedís que modifique mi calendario de publicaciones, para que os cuente más sobre ese tema que me hierve la sangre, entonces necesito una pizca de serenidad para desarrollar mi postura, y daros opinión y consejo sobre una situación que no solo me afecta a mí, también a todas las que os movéis en este sector.

Para las que nos observáis desde fuera, no es ningún secreto que bloggers, instagramers, yotubers, o cualquiera que sea la etiqueta que nos ponen a esas personas que de una forma u otra, en mayor o menor medida, ejercemos una influencia sobre el público que nos sigue, trabajamos en muchos casos en colaboración con distintas marcas, esto supone una parte de nuestros ingresos, pero sobretodo, mucho trabajo detrás de lo que finalmente se deja ver. 


¿Por qué a las marcas les interesa colaborar con influencers?

A estas alturas estamos tan acostumbradas, como cansadas, de escuchar cosas del tipo "que suerte tienen que les mandan cosas gratis, las invitan a eventos, van de viaje..." ¿Gratis? De verdad que me cuesta creer que alguien piense que existen marcas derrochando generosidad y simpatía. La realidad es otra, son empresas y estas, como debe ser, no dan puntada sin hilo. 

Su interés en nuestra influencia no es otra que el negocio, tenemos números y estadísticas que respaldan nuestra repercusión entre el público objetivo que persiguen estas marcas, somos una conexión rápida y cercana con él, y por eso nos contactan. 

Pero... ¿alguien se ha planteado como nosotros hemos llegado a alcanzar esas cifras que tanto les interesan? No llegan por casualidad de la noche a la mañana, detrás de las fotos, los posts, y el contenido en redes sociales, hay tanto trabajo y constancia, como inversión. 

No quiero convertir este post en un texto que justifique el trabajo hay detrás de cada acción que realizamos, eso podría dar perfectamente para otro artículo, pero si me gustaría aclarar que nada es casual, nada se consigue sin esfuerzo, y a quienes critiquen e infravaloren nuestro trabajo como influecers por desear esos "beneficios" que creen que tenemos, tan solo les animo a intentar estar en nuestro lugar, para que puedan comprobar que no es todo oro lo que reluce, que será necesario dedicar mucho esfuerzo y constancia, emplear horas, meses y años, renunciar a tiempo libre y muchos planes, y además, realizar inversión en equipo y materiales para profesionalizarse. 

Dicho esto, y siendo así, ¿Que es lo que les hace pensar a las marcas que nosotros tenemos interés alguno en hablar y recomendar sus productos de forma gratuita, sin ningún tipo de retribución y/o a cambio de limosna? ¿Porque deberíamos hacerlo? ¿Es posible que piensen que solo el echo de indicar que colaboramos con lo que ellos representan, ya nos están beneficiando en algo? Aquí llegamos a la raíz de mi disgusto. 


Cómo abusan las marcas de los influencers.


Las marcas se equivocan al pensar que los influencers somos los interesados en colaborar con ellos. 

La moda de los blogs ha cambiado las relaciones que establecemos con las marcas como clientes, cuando nos conectamos con una lo hacemos de manera emocional, por lo que consiguen transmitirnos y la visión que nos ofrecen. Para conseguir visibilidad y credibilidad es para lo que las marcas necesitan a los influencers. Todo lo que nosotros realizamos, aquello que despierta su interés por conseguir esa conexión, es algo valioso, complicado de lograr y muy sencillo de estropear. Hablo del apoyo y la fidelidad de todas las personas que han elegido seguirnos porque se sienten identificadas con nosotros, les ayudamos en algún aspecto, les interesa el contenido que ofrecemos, o simplemente porque se sienten parte de un grupo en el que se ha entablado una relación de familiaridad y confianza, ese es el target que buscan cuando contactan con nosotros y al que podrían acceder de una manera tranquila, nada agresiva ni invasiva.

Parece que en esta relación las marcas tienen mucho que ganar, son conscientes de que la notoriedad del blog, pero aun así no le dan la importancia suficiente como para realizar mucho esfuerzo, y creen que pueden establecer sus condiciones. Es un error. Cuando una marca me contacta esperando un aumento de sus ventas, desde luego le recomendaría a su departamento comercial que le den una vuelta más a esa estrategia, si esperan que me convierta en una brand ambassador de su producto, mostrándolo a todas horas hasta el hastío, tampoco. Lo que yo les puedo ofrecer es mi espacio y mis lectores, y se supone que la contrapartida es que se me ofrezca algo de interés, no para mí, si no para aquellos que me leen, el blog, y la blogger, es simplemente el medio por el que sucede esta relación. ¡Y algunas marcas siguen empeñadas en entender esto de manera diferente! Que yo debo mostrarles, sin más, su producto a mis lectores.

¿Quien tiene más que ganar? ¿Por qué se presentan exigiendo? ¿Por qué no se toman en serio una negociación de empresa a empresa? ¿Por qué ofrecer un simple producto en espera de una mención positiva? 

Quiero aclarar, antes de nada, que a lo largo de mi trayectoria con el blog, he tenido la oportunidad de colaborar con distintas marcas, podéis verlas aquí, con las que hemos realizado trabajos muy satisfactorios para ambos, y con las que repetiría con gusto. Desde luego, este artículo no las engloba a todas, si no aquellas que siguen un particular y absurdo patrón de comportamiento del que os quiero hablar ahora.

Así actúan algunas marcas para conseguir una colaboración. 

Mi enfado con el tema se cocina a fuego lento desde hace tiempo, pero volver de un fin de semana desafortunado arrastrando un agotamiento inaguantable, y encontrarse el buzón de correo electrónico lleno de desfachatez hace estallar la olla a presión y soltar mi indignación a través de mis redes sociales. 

Pero os diré algo, escribir esto en frío me está sirviendo para expresar todo con mayor claridad, organizar puntos y argumentar el tema más a fondo, pero para nada me hace cambiar de opinión, ni arrepentirme de lo dicho en su momento. 

No me puedo creer que haya marcas, que se aventuren a establecer una colaboración enviando un primer email en el que empiezan marcando unas pautas totalmente mercantilistas. Para que podáis entenderlo os expongo un ejemplo de lo que sería un email típico: 

"Buenos días Yania,  
Mi nombre es Patricia del equipo EmpresaX. Hemos revisado tu blog y nos ha encantado tu trabajo, inspiras a muchas personas, vemos que tienes muchos fans y vistas. Eso es impresionante, y sinceramente nos gustaría construir una relación de cooperación contigo.
Nuestra propuesta es la siguiente; puedes conseguir la ropa que quieras de nuestra web con un cupón de 30€ con gastos de envío gratuitos.  Para ello tendrás que seguir algunos requisitos:

1. Escribe una lista de los productos que deseas de nuestra web y publícala en tu blog y redes sociales. (En otros casos, lo que exigen es publicar una de sus fotos en nuestras redes indicando las ganas que tenemos de recibir su producto) Te enviaremos el cupón de descuento después de realizar esto.
2. Escribir un review positivo sobre el producto en su blog después de recibir el paquete.
3. Compartir nuestros productos en sus plataformas públicas, como Instagram, Facebook, etc.

Al aceptar la colaboración nosotros tendremos derecho a utilizar tus imágenes.
Por favor, dime si estás interesada.

Atentamente,
Patricia."
Cómo abusan las marcas de los influencers.

Ahora casi podría calentarme de nuevo y soltar toda la basura que les diría a semejantes sin vergüenzas, pero creo que sobran palabras, estoy segura que incluso a aquellas que no os dedicáis a esto, os están dando punzadas en los ojos.  

NO TRABAJO GRATIS.
NO NECESITO SUS PRODUCTOS. 
NO PUBLICO EN MIS PLATAFORMAS NADA QUE NO SEA ELECCIÓN MÍA.
NO VOY A DESPERDICIAR MI TIEMPO EN QUIEN NO VALORA MI TRABAJO. 

Para empezar, no necesito sus productos, necesito algo que de verdad quiera transmitir y contar en mi blog, no necesita ser una historia increíble de un vestido confeccionado con lana importada de ganaderos trashumantes del Himalaya, no necesitan ser pequeñas marcas super-humanas que solo les importa hacer un producto súper-responsable con el medio ambiente y nada más, no; es más sencillo, necesito algo que quiera y me apetezca contaros. No concibo como se puede dar por hecho esto en el primer mail que se me envía. Cuéntame algo, pierde dos minutos de tu tiempo en algo más que un mail precocinado con cuatro puntos.

Desde luego, no voy a ofrecer mi público haciéndoles perder el tiempo cuando veo que, de entrada, no se valora el mío, para eso ya existen otros canales más invasivos, muy útiles si son bien usados, pero un blog, mi blog, no es un espacio publicitario donde mostrarse sin más, y tampoco voy a compartir ningún contenido que no sea creado o elegido por mi. 

Por supuesto, no trabajo gratis, me sorprende ver como la publicidad y las redes sociales se consideran un espacio en el que lo único que tiene valor es lo que el otro ofrece, el trabajo que deba realizar yo, sea mucho o poco, lo tarifican ellos a su gusto, normalmente como limosnas. Esto, que solamente sucede en este sector, se vería descabellado en otros trabajos. ¿Os imagináis yendo a comprar el pan y pagando con una mención en twitter diciendo lo bueno que está? ¿Se daría por satisfecho el ingeniero que está en las obras de ampliación de una carretera con una plaquita de reconocimiento puesta en una señal? ¿Por qué entonces no se ve raro en este caso? A mí no me sirve de nada un cupón regalo ni que compartan mi trabajo, y, en cualquier caso, soy yo quien considera como debo ser remunerada.

Puedo aceptar un producto de cualquier empresa que esté dispuesta a mandármelo para que lo conozca y lo pruebe sin compromiso alguno, lo hago a menudo y lo veis en mis redes. En ese caso, puedo hablar sobre él y recomendarlo, o no, aunque por lo general, si una empresa se presta a darte a conocer un producto es porque considera que puede interesarte, de ser así, lo expondré en mis plataformas, con lo que ganarán visibilidad, pero no será algo exigido por una colaboración que no me beneficia en nada, y en caso de no estar convencida, sería transparente en dar mi opinión. 

Me niego a establecer ninguna negociación con una marca que de entrada no tiene clara su postura, no valora mi trabajo, y no entiende que si quiere aprovechar mi repercusión, yo seré las que establezca las pautas a seguir. 

Después de haber utilizado este post a modo de terapia, solo me queda decir que espero que todas las que os habéis tropezado con esta situación, que sé que sois muchas, no permitáis os menosprecien , valorad vuestro esfuerzo, y no os dejéis llevar por las ganas de crecer y tener colaboraciones, porque no son esos casos los que os permitan subir escalones. Además, aceptando este tipo de abusos, se contribuye a que sigan sucediendo perjudicándonos a todas. 

¿Que os parece todo esto? Me encantaria que me contarais vuestra experiencia y opinión en los comentarios, por email, o por donde os sintáis más cómodas. 


¿Quieres arrasar con tu blog en 2017?

Consigue esta planificador para bloggers diseñado por Dream Up para MVESblog y Plantea tus objetivos anuales, anota las ideas para conseguirlos, organiza mensualmente todos los posts y colaboraciones a realizar, apunta los avances realizados y mide los resultados mes a mes.
planificador para bloggers 2017

8 Comentarios

  1. Hemos llegado a un punto que... Vaya tela!!! Sabes cuál es el problema??? Que hay bloggers, intagramers... Influyentes en general, que aceptan estas condiciones y eso no nos beneficia a las demás, sé que no podemos obligar a nadie a que no lo acepten pero por favor, pensar un poco en las consecuencias y lo más importante: haceros valer!!! Entiendo tu cabreo totalmente!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/18/2017

    Hola Yania!!! Me ha surgido una duda. Tu denuncias este tipo de negocio/colaboración por él mero hecho del correo que te mando la empresa o porque has aceptado la colaboración y luego has visto que "abusado" de las condiciones que planteaban.

    ResponderEliminar
  3. Great post!

    You have a nice blog!

    Would you like to follow each other? Let me know on my blog with a comment! ;oD

    Have a great day!

    xoxo Jacqueline
    www.hokis1981.com

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante el tema. Yo de momento no tengo aceptado ninguna colaboración.
    Genial el post
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  5. ¿y las marcas que te piden de antemano, los datos de audiencia de tu blog?

    vamos que si tienes seguidores, te ofrecen colaboración, si no, ya te puedes comer los mocos

    negocio, puro negocio

    ResponderEliminar
  6. Yo hay muchas colaboraciones que he rechazado y a muchas que les he dicho literalmente si piensan que trabajo por esa "basura" que me ofrecen... No tienen verguenza!!

    el blog de renée

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5/19/2017

    Hola!! bueno, yo no soy blogger ni nada, soy una persona normal con sus redes sociales y antes pensaba que las youtubers o bloggers tenían mucha suerte por recibir cosas gratis... porque claramente no conozco el trabajo que existe detrás. Pero hace un tiempo pienso que me caen todas mal porque hacen publicidad a cosas y marcas que ni siquiera son de calidad y les llegan regalos... ¡¡y es una la que les compra!! ¡¡una paga por esos productos gratis!! ¡¡los regalos deberían ser para el público!! perdón, pero eso pienso y no puedo evitarlo, especialmente de las chicas de youtube que dicen tan coquetas "uy, me llegaron regalitos de X, gracias, los links están en la cajita por si los quieren comprar" y después nosotras somos las pavas que queremos lo mismo y lo compramos... que rabia! Pero fuera de todo lo que pienso, me parece muy lógico tu planteamiento, finalmente tu eres una "empresa" y ambas partes deben verse beneficiadas luego de un acuerdo. No se trata de imponer, sino de cooperar. Muchas gracias por compartir esta información con el público que no conoce este tipo de situaciones, una sólo ve las cosas lindas pero no el otro lado de la moneda. Tu disgusto está totalmente justificado. Y gracias también por tu sinceridad, por no engañar a quienes te siguen, ya sé que cuando des a conocer algún producto o experiencia, es porque verdaderamente es de tu gusto y no una opinión vacía para hacer que otros obtengan las ganancias de nuestros bolsillos.

    ResponderEliminar
  8. Hola bonita! Me encanta tu blog, yo hace poco he empezado y me gustaría me dieses algunos consejos y si puedo mejorar algo. Aquí te dejo mi nuevo blog
    https://fashionlikeafeel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario! Déjame el enlace a tu blog y te seguiré encantada.
Thanks for your lovely comment! Leave me the link to your blog and I'll follow you as well.