Un regalo increible.

by - 30 octubre

Ya hacía tiempo que tenía ganas de tener un gatito en casa. He vivido toda la vida en compañía de algún gatito. Los últimos 8 años con Noa, pero al irme de casa mis padres ya encariñados con la gatita no me dejaron llevarla, así que solo podía verla los fines de semana.

Ahora ya quedo atrás los pisos compartidos, cambiar de piso cada curso y el no poder tener a un gatito conmigo. Desde hace un mes Rubén y yo ya disfrutamos de nuestro pisito. Así que solo nos faltaba una cosa, un gatito!

Antes de ayer Rubén no me pudo dar mejor sorpresa! Consiguió un gatito de 1 mes, mezcla de persa y gato común. Es precioso, muy juguetón y muy falto de cariño.

Su mamá persa murió en el parto. Las Persas tienen mucho problema para parir ya que los gatos tienen la cabeza muy ancha, por lo que o se le hace cesaria o tienen muchas posibilidades de morir.Dejó 4 bebés, Buffy (que así se llama) fue el único superviviente. Después de un mes a biberón y incubadora,  ya está fuerte para crecer con nosotros!

0 Comentarios

¡Muchas gracias por tu comentario! Déjame el enlace a tu blog y te seguiré encantada.
Thanks for your lovely comment! Leave me the link to your blog and I'll follow you as well.